Mes: octubre 2012

Tiempos para pensar y redefinir los anclajes de seguridad

Posted on Actualizado enn

En este post, vuelvo a tirar de las enseñanzas de Antoni Flores (fuente:antoniflores.com) ya que me parece brillante como expone y resuelve el problema de la confianza y los temores ante los tiempos en los que nos ha tocado vivir.

————–

Cómo ponernos de nuevo en movimiento?

Probablemente estamos viviendo una de las épocas de mayor turbulencia y cambios económicos, sociales y, en algunos casos políticos, de nuestra historia. Si alguna cosa podemos tener clara para visualizar el futuro que nos espera, es que nada de lo pasado nos sirve para orientarnos hacia él. Aún así, cuando nos encontramos en clave de construirlo, echamos la vista atrás y la mayoría de nuestras reivindicaciones personales y colectivas se centran en volver al lugar en que nos encontrábamos. Queremos recuperar a toda costa aquellos aspectos que nos hacían sentir seguros y que nos reivindicaban socialmente. Ardua e inútil tarea, pues el pasado y sus circunstancias nunca vuelven.

La zona de confort personal y seguridad

Una de las mejores recetas para conseguir innovar y provocar cambios evolutivos, es sacar a las personas de su zona de confort y seguridad; es ahí, en el caos que produce lo desconocido e inseguro, donde se producen y visualizan las oportunidades. No obstante, las personas nos comportamos de modo distinto frente a la inseguridad y el caos; aquellas que se desenvuelven con soltura y raciocinio dentro de él son las que mejor aprovechan las oportunidades y evolucionan en épocas de estancamiento, por el contrario otras que en épocas de normalidad brillan, inmersas en este tipo de situaciones pierden toda su clarividencia y visión estratégica.

Velocidad y “anclajes de seguridad”

En épocas convulsas y de crisis todo cambia a gran velocidad; antes de que tengamos tiempo para adaptarnos debemos enfrentarnos a nuevos y desconocidos escenarios. Normalmente lo hacemos con un elevado nivel de ansiedad consecuencia de la desaparición de aquellos elementos que nos producían tranquilidad y nos indicaban que las cosas que hacíamos eran correctas.
Con las crisis, desaparecen los “anclajes de seguridad” que nos sitúan en el mundo y nos dan los puntos de referencia necesarios para avanzar. Es por este motivo, que la primera reacción a las crisis es luchar por recuperar dichos anclajes en vez de analizar el nuevo entorno y su circunstancia para redefinir dentro de él nuevos anclajes que nos aporten la referencia y sensación de seguridad que todos necesitamos para seguir avanzando. Los anclajes de seguridad son distintos para todos y tienen mucho que ver con el contexto/coyuntura y con la circunstancia personal y vital de cada uno de nosotros.
Un copiloto de rallyes, tiene unos anclajes de seguridad en su entorno que le permiten no solo leerle las notas a su piloto, sino hacerlo de un modo relativamente relajado y estar pendiente de la mecánica del coche, todo ello a una velocidad de vértigo Por el contrario si uno de nosotros tuviese que realizar dicha tarea, lo más probable es que acabara destrozado de los nervios. ¿Qué cambia entre el copiloto y nosotros?: los anclajes de seguridad que nos dan más o menos sensación de ansiedad dentro de un entorno en particular.

El movimiento colectivo y la frustración social

Para que una sociedad avance y se ponga de nuevo en funcionamiento dentro de un entorno de crisis, es básico que colectivamente se redefinan nuevos anclajes para que referenciados en ellos se ponga de nuevo en funcionamiento. Habitualmente las salidas de las crisis son un enfrentamiento continuo entre la voluntad de regresar a la situación y circunstancia anterior con las posibilidades que el nuevo entorno nos ofrece, con lo que conseguimos el mayor grado de frustración y una situación de bloqueo social. El ejemplo lo encontramos en las negociaciones de los sindicatos con la patronal.

Los anclajes y la innovación en lo profesional

Para conseguir personas / equipos, innovadoras y motivadas en las empresas, debemos ofrecerles entornos físicos y laborales que contribuyan a definir unos anclajes de seguridad necesariamente distintos a los ofrecidos hasta el momento. Cuestionarse la recompensa económica en base a variabilizarla, el acceso a la parte de la propiedad de las ideas y/o riqueza generada, promover el reconocimiento laboral por parte de los compañeros, etc. nos ayudarán a redefinir un nuevo entorno que recoja los aspectos positivos de un nuevo escenario y entorno.

El orden de los anclajes y su evolución
Tomar conciencia de los cambios surgidos en nuestro entorno y los miedos que nos provocan, es el primer paso para iniciar una redefinición de nuestros anclajes personales, para posteriormente redefinirlos en el ámbito profesional y hacer nuestra aportación al ámbito colectivo.
Descubrir nuestros miedos ante esta crisis es tomar conciencia de nuestro arraigo a temas que ya no forman parte de nuestro presente y que impiden construir nuestro nuevo futuro. Definir que nos preocupa y ata es el primer paso para liberarnos y construir.

Anuncios

Prácticas no laborales en empresas de Alcorcón

Posted on

Nos llega esta información desde AEPA que ponemos en circulación con todos vosotros

Leer el resto de esta entrada »

Empresarios de Alcorcón. Discurso del Presidente en el III Encuentro Empresarial de Alcorcón

Posted on

#siguelanube

Hoy estamos celebrando el III Encuentro Empresarial de AEPA y la entrega de los Premios Empresariales 2012. Todo seria más bonito si las circunstancias que nos rodean fueran otras, por ello me siento en la obligación de poner mi granito de arena en la búsqueda de esa solución que tantos añoramos para salir de esta crisis que nos agobia.

Considero que el Empresario es una pieza fundamental del organigrama económico de cualquier sociedad. Innovar, emprender, desarrollar ideas, fracasar hasta alcanzar el éxito, asumir riesgos, generar riqueza, crear empleo. ¿Cómo se llama a la persona que se pone al frente de estas máximas?. El Empresario es el motor que necesita a la sociedad para hacer posible sus proyectos y la sociedad necesita al empresario para alcanzar esas cotas de bienestar social a las que todos aspiramos.

Y el Estado, también como pieza fundamental del organigrama, debe estar para cubrir los espacios a los que un empresario no puede llegar, son espacios necesarios para la sociedad y que serian inalcanzables para muchos ciudadanos por el coste excesivo que supondrían o simplemente por ser servicios generales. La defensa, la educación, la sanidad, …

Pero el Estado también debe estar para regular las injusticias de los poderosos, evitando los abusos y excesos mediante la implantación de normas que defiendan unos mínimos existenciales. Es inaceptable que países enteros hoy dependan de la especulación y la avaricia de inversores que en muchos casos ni se les conoce.

La inversión generadora de riqueza es necesaria. La inversión especulativa suele ser perjudicial y ahí es donde los estados deberían legislar para regular los mercados.

Y también deben estar para corregir los desequilibrios estructurales y marcar los caminos por los que se debe andar para conseguir el objetivo último: el bienestar social, con todo lo que ello implica.

Y qué pasa cuando el camino se marca con palabras, teorizando con las soluciones, planteando solo ideas y promesas. Qué pasa cuando todo esto no se plasma en realidades?

Entiendo que CRISIS y DEFICIT están directamente unidos. Pues bien, esa realidad necesaria para corregir el déficit que nos saque de la crisis en España no se ha llevado a cabo. Lo único que se ha hecho hasta ahora es intentar ajustar el déficit a través del ingreso en lugar de hacerlo a través del gasto y esa falta de iniciativa para reducir el gasto es lo que esta provocando mantener e incrementar el déficit dado que los presupuestos de ingresos son incumplibles por mucho incremento impositivo que se quiera imponer. Cuando no hay consumo y no hay actividad económica la recaudación impositiva simplemente baja. El déficit del Estado hace que todos los recursos que se generan vayan al Estado absorbiendo todo el ahorro interno depositado en las entidades financieras, no dejando prácticamente nada para el sector privado. Mientras el déficit no se corrija no habrá forma de relanzar la economía.

Recordemos algunos datos:

  • El déficit admitido en la UE es del 3% y en España ya se ha llegado al 10%. En 2012 razonablemente se alcanzará el 7%.
  • El personal de las Administraciones Publicas en España asciende al 12% de la población activa, en Alemania es del 5%
  • En 2011 el numero de funcionarios en España ascendía a 2.000.000, en 2001 esa cifra era de 1.400.000, es decir se ha incrementado en mas del 40%.
  • A efectos comparativo, en ese mismo periodo el incremento del PIB ha sido del 10%
  • Ese desequilibrio entre crecimiento de gasto (43%) y del PIB (10%) es DEFICIT, déficit que se convierte en deuda, por la que se han de abonar intereses, quedando menos recursos para atender el objetivo de crecimiento.
  • Lo mas chirriante de todo esto es que en las CA de 1.300.000 empleados 500.000 son personal laboral y en los Ayuntamientos de 650.000 empleados 450.000 no son funcionarios. Estamos hablando de que casi el 50% de los empleados públicos no han accedido a sus plazas por oposición, o por méritos propios, es decir, parte de la razón del déficit es político y no económico y solo a los políticos les corresponde sanear el problema.
  • Como un dato relevante, estamos en cifras de financiación del año 2007 (sobre los 940.000 millones de euros) con la salvedad de que en el 2007 la morosidad estaba en unos 16.000 millones y hoy esta en 168.000 de euros. Esto se traduce en una desconfianza total del sistema financiero.

Yo no soy economista, cuento con los dedos, pero la realidad es evidente:

  • Por un lado, estos datos me obligan a pedir la eliminación de todos aquellos órganos públicos improductivos o que supongan duplicidad de gasto ineficiente. No se ha eliminado ni un Ente Publico (ha habido alguna fusión pero no eliminación). Se esta renunciando a la oportunidad de reducir gasto ineficiente e inútil.

    Hace unos días se ha anunciado que en la Comunidad Valenciana se van a reducir el 50% las Entidades Públicas

  • Por otro, es necesario poner en marcha programas de crecimiento económico impulsando empresas con expectativas positivas de desarrollo y políticas fiscales adecuadas. (Esto se estudia en 1o de Económicas, no estoy descubriendo nada)

     

Una persona en el paro no produce, no paga impuestos y no consume. Si el dinero que percibe el parado se lo dan a una empresa por contratarle por vía de bonificación la empresa por ese mismo dinero ya paga impuestos, el trabajador produce, gana más y consume. Esto es una política de crecimiento.

En cuanto a las políticas fiscales, si una empresa tiene beneficios paga el 30% de IS y si los reparte entre sus socios estos pagan en IRPF el 21%, salvo casos en que se permite la deducción por doble imposición interna. Más del 50% de los beneficios van al Estado,

Pero no solo no existe ese impulso, sino que los impedimentos cada día son mayores.

  • No hay crédito y las escasas operaciones que se realizan lo son a tipos de interés 5 o 6 puntos porcentuales por encima de los aplicados en los países europeos más avanzados.
  • Se judicializa el mundo laboral
  • Se incrementan las sanciones a los empresarios o Se reducen las pocas bonificaciones que había o Se incrementan los impuestos

La realidad es que los ajustes se están centrando en el incremento impositivo buscando ingresos, no se esta haciendo nada para reducir el gasto de las Administraciones Publicas y no solo no se incentivan políticas activas de crecimiento del sector productivo sino que se le penaliza. Son las tres patas que el banco de la crisis necesita para consolidarse y seguir creciendo. Las consecuencias son claras:

  • Prolongación de la recesión económica
  • Aumento del paro y no creación de empleo
  • Cierre de empresas por falta de demanda y liquidez a corto plazo
  • Reducción de ingresos impositivos
  • Incremento del gasto financiero en la Deuda Pública

    Y sin embargo, también hay realidades mas positivas. Se ha demostrado que aplicando políticas económicas y fiscales adecuadas, aunque mejorables, la CAM se ha puesto a la cabeza de España y hoy es la locomotora de la economía nacional, lo que quiere decir que con voluntad y sin miedo las cosas pueden hacerse bien.

    Por tomar como referencia las realidades que nos rodean:

    En Europa la media de paro es del 10,5% (Alemania 5,6%, Italia 9,3%, Francia 10,6%, Grecia 24,4% y España, siendo benévolos, el 25%) y en menores de 25 años del 8,2% en Alemania al 53,28% en España). La previsión de paro para España en 2013 es sobrepasar el 26%.

    En Alemania el número de políticos es de 150.000, en España con la mitad de habitantes tenemos 450.000, el doble que en Italia o Francia.

    El coste de un autónomo: En Alemania no existen unos mínimos, en Holanda son 50 €/año, en el Reino Unido son 12 €/mes y en Francia entre el 12 y el 21% de la facturación. En España son 254 €/mes.

 

Nuestra realidad, la de la zona sur, es solida y con mucha proyección de futuro:

Si comparamos la zona sur de Madrid con nuestra CAM debemos ser conscientes de que formamos el 20% de la población de toda la CAM con 1.300.000 hab. y cubrimos un tejido empresarial del 35% (sin contar autónomos) unas 50.000 empresas. Estos datos excluyendo a Madrid capital que sola tiene unas 300.000.

Y bajando al detalle de Alcorcon, como gran ciudad que es, cuenta con una población de 170.000 hb., entre empresas y autónomos tiene unos 15.000 empresarios, su tasa de paro esta unos 7 puntos por debajo de la media nacional. Alcorcon tiene el 1 y algo % del PIB nacional considerando que CAM tiene el 18% y toda la zona sur es algo más del 6% del PIB

En una palabra, Alcorcon y la zona sur tienen una fuerza y unas posibilidades que merecen que sus propios gobiernos municipales y el gobierno de la CAM hagan un guiño a sus sufridos habitantes y faciliten el esfuerzo que individualmente se esta realizando.

Y yo me pregunto, ¿los alemanes, los holandeses, los ingleses, los franceses, … son mas listos que nosotros?, creo que no, sencillamente son mas conscientes de sus realidades colectivas y culturalmente facilitan más la iniciativa privada.

La cultura es la savia que alimenta una sociedad y dentro de esos órganos vitales de la sociedad uno de los que tienen que alimentarse más sabiamente es la Empresa. El Estado, el funcionario, el juez, el sindicato, el trabajador y el propio empresario deben ser conscientes que cualquier empresa, en el ámbito que sea, que conlleve una inversión, un riesgo, un proyecto, una ilusión, un esfuerzo debe estar apoyada, hay que facilitarle la gestión y hay que reconocerla como origen de todo desarrollo.

Desde aquí reivindico

  • Potenciar la imagen del emprendedor y del empresario desde la educación primaria
  • Más reconocimiento al empresario,
  • Apoyo institucional desde políticas activas de desarrollo,
  • Regulación legislativa que ampare a la empresa productiva
  • Políticas fiscales que faciliten la inversión
  • Implantar un sistema de financiación fácil y suficiente para impulsar la actividad económica

He hecho una breve exposición de lo que entiendo que se debe y se puede hacer para salir de la “crisis” en la que nos encontramos. Estoy convencido de que se puede, es cuestión de tomar conciencia de cual es el bien general y de asumir que el camino del sentido común y la lógica es el único que se dirige a la luz. Si en algo he podido iluminar ese destino habré conseguido mi objetivo.

A mí personalmente estas premisas me han funcionado: un buen clima laboral, una correcta evaluación del desempeño, la implicación de todos los trabajadores, la excelencia empresarial y la austeridad salarial han hecho que mi grupo de empresas este cruzando el calvario de la crisis de forma mas o menos desahogada. Esa política empresarial es la que me autoriza moralmente para reivindicar y plantear las medidas que propongo.

Cuando hacer bien las cosas no basta… y hay que hacer algo más.

Posted on Actualizado enn

Como en otras ocasiones traigo a mi blog lo que nos escribe Antoni Flores, que como suelo decir, es de los profesionales más interesantes a seguir por la Red.

Fuente: antoniflores.com

——————-

En el ámbito profesional, vivimos en un entorno duro y competitivo, en muchos casos bronco y desagradable. Socialmente luchamos por elevar nuestra calidad de vida y por ofrecer a nuestro ámbito familiar y social un entorno de seguridad, realización y evolución. En nuestras empresas estamos en constante competición, no existe la relajación; directamente depende el futuro de las compañías y el de sus accionistas y trabajadores; indirectamente el futuro de nuestra sociedad y de su modelo de vida.

Aunque muchos no quieran verlo, existe una relación directa entre el éxito empresarial y nuestra calidad y evolución social. Los últimos meses estamos viviendo un duro aprendizaje: lo hecho en el pasado empresarialmente, no consolida socialmente. Todo aquello que hemos conseguido en el ámbito personal y colectivo lo podemos perder en el corto plazo si dejamos de ser competitivos y eficientes empresarialmente.

En paralelo, en nuestra vida personal, se ha asentado la búsqueda de la seguridad, la tranquilidad y la complacencia. Gran parte de las personas que en su trabajo son exigentes consigo mismas y con su entorno, en el ámbito personal y social pierden ese nivel de exigencia para promover un entorno de falsa seguridad y tranquilidad. Es como si un premio del éxito profesional o empresarial consistiese en relajar la exigencia en el entorno personal y familiar.

Lentamente hemos contribuido a formar una sociedad que vive alejada de la exigencia de la vida real, asentada en una falsa sensación de bienestar y complacencia. Los expertos en estos temas dicen que no hay peor situación para la auténtica seguridad que la de “falsa seguridad”. Eso es lo que hemos conseguido asentar en nuestra sociedad; las personas que se han instalado en la falsa seguridad han chocado bruscamente con la realidad de los últimos meses, han sido noqueados por la confrontación a lo real.

Para salir del estado de noqueo social en que nos encontramos es necesario replantearse algunas bases para volver a prestigiar la cultura del esfuerzo, los valores sociales y salir de la mediocridad que nos rodea. Hoy hacer bien las cosas, hacerlas adecuadamente, ya no es suficiente. Debemos hacerlas con eficiencia y excelencia, pero también con grandes dosis de motivación, innovación e intuición. Sólo mediante la combinación de ellas seremos capaces de destacar personal y colectivamente de la dinámica de “excelencia unificadora” que invade nuestra sociedad.

Un mal concepto de excelencia es lo que nos unifica y anula nuestra diferencia competitiva, impidiendo que aquello que no tenga tradición, volumen crítico e inercia social o empresarial triunfe, y se asiente.

Ante ello, se presentan tres estrategias o actitudes competitivas:

  • la tradición hay que combatirla con motivación
  • el volumen con innovación
  • la inercia con intuición.

Es la motivación por las cosas lo que hará que rompamos la opresión de la tradición. Sin motivación es difícil salir de los entornos de falsa seguridad. Un entorno seguro y tradicional, no otorga motivación.

La innovación es como un aporte de energía “extra” que nos permite competir contra las ventajas competitivas de las economías de escala y del volumen. La innovación es un atajo frente a las grandes autopistas construidas con tiempo, inversión y tradición; es el David que lucha contra Goliat…y lo vence.

La intuición es el gran antídoto a la inercia; al “siempre se ha hecho así”. Es la inercia social y empresarial lo que hace que no veamos las oportunidades que pasan frente a nosotros. La inercia es como la velocidad de lo cotidiano, aquello que no nos permite ver más allá de lo habitual; la inercia consume tiempo. La intuición es como un sentido que actúa frente a ella, nos enciende las alarmas y nos dice que hay otras formas de hacerlo.

Pongamos en nuestras vidas unas dosis de motivación, innovación e intuición.

WOSLAB*2012 – The World of Sustainable Laboratory (5-8th Nov – Bilbao, Spain)

Posted on Actualizado enn

Hoy te recomiendo un evento que es una suerte que se celebre en España. Si eres un profesional del mundo de la gestión de la ciencia y la tecnología, trabajas en temas de gestión de laboratorios o instalaciones científicas, así como en temáticas relacionados con la seguridad e higiene en el trabajo, pero también ingenieros, arquitectos o decoradores interesados en el mundo de la arquitectura de edificios de alta identidad y sostenible para uso científico, no os podéis perder WOSLAB*

Leer el resto de esta entrada »

“Guasappeamos” o “spotbroseamos”?

Posted on

“Espera un segundo, me pillas”guasapeando”… esto fue lo que me comentó el otro día un amigo en un momento que tenía algo importante que comentarle… y es que “guasapear” ya se ha puesto por encima incluso de la conversación telefónica… de hecho ya ha sustituido a las pequeñas llamadas de “ya estoy por aquí” o de las “llama-cuelgas” que pusieron de moda los adolescentes…

El WhatsApp es toda una revolución social donde millones de personas se comunican a diario por pequeños (y no tan pequeños) mensajes de texto, de entraga inmediata y gratuito si tienes una conexión a internet. Pero dónde radica el problema básicamente, en su uso personal o de intercambio de documentos o información de carácter reservado o confidencial. Lo que es una realidad es que el WhatsApp es un desastre en lo que a seguridad se refiere (aunque la mayoría de los usuarios no tienen esta percepción y no dejan de usarlo por este motivo).

El usuario medio de WhatsApp llega a él por la enorme simplicidad de su proceso de registro y construcción de red, y aparentemente, no tiene ningún tipo de problema en seguir utilizando una herramienta en la que cualquiera puede hacerse pasar por él,  cambiar su status, enviarle mensajes no deseados o interceptar sus conversaciones.

Dónde está la oportunidad para nuevos desarrollos empresariales en esta línea de negocio, obviamente en los entornos corporativos, en los que usar WhatsApp es una total y absoluta irresponsabilidad, pero que pueden estar interesados en una herramienta potente de mensajería instantánea.

Y ya hay una alternativa de una pyme española, Spotbros, que está trabajando en el lanzamiento de una aplicación de mensajería instantánea segura y social, intentando convertirla en la alternativa a una WhatsApp. Es un reto complicadísimo, pero desde aquí damos todo el apoyo y os animamos a que os la descarguéis de Google Play o en el App Store…

Empezaremos todos a “spotbrosear”???

Son tiempos para reaccionar, remontar, replantear, revivir, reconsiderar, remodelar, reconvertir, redimensionar, retroceder, reprogramar, reducir, recortar, rescatar, refinanciar, reciclar, retirar, reconstruir

Posted on Actualizado enn

En este post re-produzco un post de Antoni Flores, uno de los tipos más interesante de seguir en la Red. Fuente: antoniflores.com

————-

“RE” no es una generación biológica, no aglutina a una serie de miembros unidos por su edad, RE es mental y une a todas aquellas personas que quieren sobrevivir a los tiempos que nos han tocado vivir. RE es una generación de actitudes de supervivencia y flexibilidad, de dinamismo y optimismo.

RE de reaccionar, remontar, replantear, revivir, reconsiderar, remodelar, reconvertir, redimensionar, retroceder, reprogramar, reducir, recortar, rescatar, refinanciar, reciclar, retirar, reconstruir…DE NO REPETIR… RE de Revolución?

Reacciona! al sentimiento de asfixia y desconcierto, a tu tiempo, a volver a tomar las riendas de tu vida, a tu “status” y a tus mochilas, a tus falsas seguridades que te tienen anclado, a lo convencional, a las noticias, a aquellos que saben que no reaccionarás …

Remóntate! a la adversidad, al sentimiento de pérdida, a la falsa ilusión que no llegará, a tu necesidad creada, al color gris que nos envuelve, a tu entorno mediocre, a lo que te anula, a la tristeza y a la apatía programada.

 Replantéate! aquello por lo que merece la pena dedicar tu tiempo, tus preocupaciones e ilusiones, tus rutinas, tus ingresos y tus gastos, tu estándar de vida, tus prejuicios, tus ídolos materiales.

Revive! tus momentos alegres, tus ilusiones, la trascendencia, tu autenticidad y naturalidad, tus causas, tu vocación, tu sencillez, la transparencia.

Reconsidera! el paso del tiempo, tus valores actuales, tu empleo y profesión, a quien te manda, tus gastos e ingresos, tus metas y retos, tus fuerza y tu entorno, aquello que te ilusiona.

Remodela! lo que no te gusta, tus hábitos, tu entorno, repara y repárate, no todo está mal, la mayoría de cosas están bien¡¡

Reconvierte! construye sobre lo que tienes, adáptate a los tiempos, flexibilízate, busca nuevos usos a lo que tienes, a lo que haces y a lo que sabes,

Redimensiona! tu entorno es distinto, tus necesidades también, elimina lo superfluo, deja lastre, hazte ligero.

Retrocede! toma distancia y reflexiona, tómate tu tiempo, regresa a los cuarteles de invierno para recuperar fuerzas, sé holístico, mira al horizonte…no tiene fin.

Reprograma! cambia, modifica, define acciones, construye sobre lo hecho, sobre tus hábitos y procesos. No cortes ni rompas tus amarras: Reprograma tus acciones

Reduce! velocidad para ir más rápido, costes para ser más eficiente, tu ambición para ir más lejos, tus círculos para ser más auténtico: Enfócate!

Rescata! aquello que realmente merece la pena, a tus amigos y compañeros, conocimientos , actitudes, ilusiones aparcadas, el sentimiento de valor real, la gratitud del esfuerzo.

Refinánciate! date un respiro, cumple tus compromisos, no te ahogues, toma distancia y perspectiva.

Recíclate! ponte de nuevo en valor, reaprovecha tus actitudes y aptitudes, elimina tus residuos, lo que en un entorno no tiene valor…puede tener en otro; busca aquello que te valoriza.

Retírate! de guerras perdidas, de lo que no va contigo, de lo gris, de la falta de ilusión, cuando ya no te necesitan, deja espacio a otros y busca tus nuevos espacios.

Reconstruye ! tu futuro y el de tu entorno, hazlo en base a lo que eres, tienes, conoces y sabes: A  tu realidad.

NO REPITAS! tu como yo, también hemos contribuido a esta situación, a estar donde estamos. Aprendamos de lo ocurriddo y asentémoslo en nuestras vidas, solo así no volverá a suceder y avanzaremos de nuevo.

Haz la Revolución RE! la tuya, tu revolución, la de tu vida, la de las pequeñas cosas y hábitos, la que te merece la pena, la que te transforma a ti y te implica a ti.

 ¡¡Yo soy RE!!