Mes: enero 2013

Emprendedores innovadores: No basta con ser bueno, hay que ser el mejor!

Posted on Actualizado enn

Hoy en día, en el mundo de la empresa no basta con ser bueno, hay que ser el mejor. Es por ello que “Innovar” se ha convertido en la palabra clave del siglo XXI. La innovación debe desarrollarse junto a la estrategia global de la empresa para enfrentarse a un mundo global, complejo y competitivo, donde sólo por diferenciación podemos aspirar a crecer.

Innovar es un término que proviene del latín “innovare”, que significaacto o efecto de innovar, tornarse nuevo o renovar, introducir una novedad. La especie que sobrevive no es la más fuerte, ni la más inteligente, sino la que con su imaginación, mejor se adapta al cambio.

Como consultor experto en gestión de la innovación, en los últimos 8 años he trabajado en desarrollar un continuo acercamiento al concepto de innovación industrial y empresarial, como factor clave de éxito y ello, en un entorno de intensos cambios tecnológicos y socioeconómicos, donde la seguridad en el trabajo se presenta como premisa irrenunciable.

La innovación en sí misma implica creatividad, flexibilidad y capacidad de adaptación. El desarrollo del conjunto de estos aspectos justifica la apuesta por mejorar. Ahora, en plena incertidumbre económica y financiera, los empresarios tienen que retomar el aliento, pensar lo que debemos hacer con ilusión y optimismo e innovar más que nunca, trabando con el máximo esfuerzo posible.

Sin embargo, nuestro tejido industrial está fundamentalmente compuesto por pequeñas y medianas empresas que tienen difícil acceder a la gestión profesional de la innovación, máxime cuando las ayudas y subvenciones que había para este fin se ha reducido o han desaparecido en su totalidad. En este contexto, la innovación pasa a ser una reacción puntual ante los inconvenientes que van surgiendo, cuando la función innovadora tiene su s verdaderos frutos cuando se planifica adecuadamente y se ejecuta dentro de la estrategia global.

Hay que innovar en todos los aspectos de la empresa, debemos innovar y crecer con tremenda solidez, con rigor, y potenciando el desarrollo de productos industriales y servicios de calidad manejados con una gestión excelente que garantice su continuidad.  Innovar es necesario para sobrevivir, y tener una posible continuidad en los mercados globales.

Aquellas compañías que tengan bien arraigado el concepto continuo de innovación con un alto compromiso y una actitud de cambio constante formando parte de su cultura, estarán más preparadas y capacitadas para los mercados del presente y del futuro. Estar abierto a los cambios, tener capacidad de adaptarse a nuevas situaciones para responder a retos no identificados, remar en tempestades nunca estudiadas,… ahí es donde aflora la necesidad, que nos decía Schumpeter, del EMPRENDEDOR INNOVADOR, en este caso sería elINTRAEMPRENDEDOR INNOVADOR, una figura clave en los próximos años, que será esa figura dentro de la institución que sea capaz de trabajar en la estrategia, diversificación de actividades core de la empresa, abrir nuevos horizontes, y aterrizar conceptos de presente. Todo mediante una mentalidad abierta, que maneje los términos de OPEN INNOVATION que nos enseño Henry Chesbrough.

Innovar en sectores tradicionales (agroindustria /agricultura, ganadería /veterinaria, calzado y textil, química, automoción, etc.) así como en sectores de alto crecimiento (contenidos y audiovisual, videojuegos, sensórica, biociencias, etc.) es la clave del futuro de las regiones. La cercanía con los magníficos centros de “I+D” (Investigación y Desarrollo) que tenemos hacen que la evolución a la “i” (de innovación) de nuestros productos y servicios sea sencillo, pero necesitamos gestores y emprendedores que sepan gestionar la “i”, capaces de traducir lo que se cuenta en los centros de “I+D” en productos y servicios válidos, competitivos y fiables en los mercados (transferencia de tecnología).De poner en valor (Valorizar) el conocimiento y ofrecer en los mercados cosas (productos y servicios) por los que los clientes pagan.

———————–

Publicado en UNIR Emprende: 15 de enero de 2013

http://uniremprende.com/blog/emprendedoresinnovadores/

Anuncios

Marca Emprendedor: cómo diferenciarse y triunfar

Posted on Actualizado enn

El otro día escuchaba a Victor Sánchez del Real decir: “la marca personal no es para cobardes, pero el premio es para valientes”… y realmente me hizo recapacitar al respecto, y esto es lo que os traigo a colación en este post.

Vivimos inmersos en la economía de la generosidad, en el que dar, enseñar,    ayudar a los demás se está convirtiendo en un factor clave de los profesionales competitivos. Pero qué les queremos dar a los demás? Lo mejor de nosotros mismos, o una simple fotocopia de alguno de los capítulos de nuestro yo. La creación de marca personal te lleva a plantearte quién eres, qué digo, que doy.

La marca personal la tenemos queramos o no, y debe ser gestionada a largo plazo, mediante el desarrollo de una serie de acciones que no vale con desarrollarlas, sino que hay que contarlas armónicamente. Muchos se creen que con comunicar bien, ya es suficiente. Tener una marca personal es otra cosa.

QUE, COMO, CUANTO,…

En la vida de un proyecto emprendedor hay tres fases para trabajar su marca:

  • LANZAMIENTO: Para un emprendedor, su proyecto muchas veces es su marca, …, pero a veces es al contrario, y al comienzo de la aventura de emprender, el proyecto es banal y lo único que vale de cara a los demás es la marca de emprendedor (o del equipo emprendedor). En este momento hay que medir muy bien, alinear las cualidades del equipo frente a las expectativas del proyecto. La credibilidad se pone en juego en base a la marca del emprendedor, y eso es lo que vale en este momento.
  • CRECIMIENTO: A medida que el proyecto empieza a tomar formar, incluso a crecer en expectativas, la marca del emprendedor evolucionará a ser el gestor ideal para llevar a ese proyecto a las metas propuestas. En este momento, es clave saber vivir en la dualidad de la importancia de ambos mundos (la persona y el proyecto).
  • CONSOLIDACIÓN: Cuando el proyecto empieza a madurar, el mensaje es casi 100% del proyecto, quedando la marca del emprendedor en un segundo plano (para el blog personal o similar), ya que todo el interés debe ser del proyecto. En algunos casos esto no pasa y sigue siendo más importante el emprendedor que el proyecto.

DIFERENCIATÉ

Te puedes diferenciar de múltiples maneras, incluso para mal, pero te recomiendo que busques cuales son los principales valores sobre los que quieres apoyar el resto de tus acciones.

El uso de las redes sociales puede parecer que ya es suficiente para tener una marca personal, pero realmente te has replanteado qué quieres decir y cómo lo quieres decir? O simplemente te pones a escribir y ya está… recuerda que el 89% de las personas en internet sólo miran, el 10% hasta comentan, pero sólo el 1% crean contenidos (y esto sí que es diferencial!)

Tu marca tiene que tener identidad, recoger tus valores y acercar  percepciones. La suma de los mensajes más los contenidos es lo que genera el valor de tu marca, y por lo que otros llegará a quererte.

En definitiva, un emprendedor tiene que diferenciarse y destacar, con un mensaje humano, cercano, claro y que muestre el trabajo que hay detrás de todo lo que hace. En resumen, hay que poder recoger las siguientes características en cada uno de estos aspectos:

  • PERSONA: humano, real, valores, empatía
  • MENSAJE: Simple, fuerza, franco, con contenido
  • ACCION: dar, continuidad, ofrecer el siguiente paso.

Esto es sólo un esbozo de todo lo que hay escrito sobre el tema. Si te ha captado la atención, te sugiero que investigues sobre el tema, y te adentres con pasión, ya que parte del futuro de la valorización de tus esfuerzos emprendedores dependerá de lo bien que gestiones tu marca “emprendedor”.

——————————-

Publicado por UNIR Emprende el 11 de diciembre de 2013

http://uniremprende.com/blog/marca-emprendedor-como-diferenciarse-y-triunfar/